domingo, abril 27, 2008

Calculo que han pasado varios meses desde que cerré los ojos, y cuando los volví a abrir me dí cuenta de que hay poco que perder, o lo mismo es que mi vida se vende barata.
Antes quería que me rompieran los esquemas, ahora sólo quiero que no se me noten demasiado los trozos pegados.
Porque estoy hecha de remiendos.

3 comentarios:

Frozen dijo...

Todos los estamos.

Algunos estais hechos de remiendos preciosos.

elyon dijo...

Suscribo a Tai.
Preciosa :)

Iréz dijo...

y yo suscribo al poeta y a elyon

^^