lunes, enero 19, 2009

Mi rareza radica en mi forma de ver la vida. No soy convencional, no quiero serlo. Tan sólo divago entre la tierra y el cielo para exprimir este remolino de emociones al que llamamos vida y sacar algo en claro.
Lo raro es que exista gente que se empeñe en pasar con los ojos cerrados.

4 comentarios:

Réckiem dijo...

Habrá que intentar eliminar esa rareza de los demás, ¿no?

Löla dijo...

Si me explica tú cómo.. =)

Condevolney dijo...

Las opiniones son como el agujero del culo, todos tenemos uno y creemos que el de los demás apesta.
Tu y tu dulce nube tampoco podrán estornudar con los ojos abiertos, pero estoy en tu lado, entre el cielo y la tierra, si siempre nos guiamos por las opiniones ajenas, ¿para qué tenemos las propias?.

Besitos de pera y miel y un alma farolera para el camino.

krist_00 dijo...

..whow interesante..
..es tan bueno komo ser espectador de una novela..
..y vivirla al mismo tiempo..
..q bueno conocer gente rara..
...
..genial blog..
..saludos..
...