lunes, septiembre 22, 2008

Otoño. Regresan las lluvias, y yo me asomo a la ventana para notar como las gotas caen sobre mi cara, y resbalan por las mejillas. Me encanta el olor a humedad, a hojas secas por el suelo, a nostalgia.. de lo que nunca sucedió; vuelvo a dar la razón a Sabina, me levanto de la silla, y pulso el play, me canta el bueno de Serrat: "Llueve, detrás de los cristales llueve y llueve.."
Es la estación donde renazco.

1 comentario:

Natalytan dijo...

si... época de cambios agotadores.
chof chofus, así estoy.
como suena el chapoteo en los charcos de la calle.


ya sabes que me encantaría ser pelirroja! pero no tanto no tanto! poco a poco lolais...!

y la historia...no soy yo! jaja
jo, qué bien que me leassss y qué reketebien leerte!

:)