lunes, octubre 06, 2008

Suena la música, y yo me dejo llevar, mi cuerpo se adueña de la mente y comienza a expresarse. Sabe en cada momento qué necesito, yo bailo, bailo y bailo y cada movimiento es un desahogo, cada pirueta una preocupación menos, cada equilibrio una reorganización de ideas. Entonces, la música para y me tumbo en el suelo extasiada, nada me preocupa, lo he soltado todo.

4 comentarios:

Chiki dijo...

Quizas se como te sientes...la musica te hace trasladarte a sitios donde nunca jamas has estado...a sentir cosas que nunca has sentido...y cuando para la musica tu cuerpo inerte muere olvidado..........dale al play en tu vida.

Me gusta tu blog, pasate por el mio, quizas te guste y me ayudes a entender la vision de una vida no tan risueña...

www.InConstantDrumming.blogspot.com

Réckiem dijo...

¡Sí!
Adoro liberarme así, es como si tuviera alas...
Un abrazo cibernético!

Chiki dijo...

Te quiero dedicar esta cancion lola, lo 1º xq me apetece, y lo 2º para darte las gracias x tu comentario...

Todo se vuelve azul...un azul cielo ;)

http://www.goear.com/listen.php?v=261103a

(mil gracias por animarme...gracias)

condevolney dijo...

Las hojas alfombran el parque,
la luna parece un diamante,
octubre huele a calma.

Como aprender el arte
y olvidar y gozar y
sale esta música
que cala, que inunda y
sale esta música
un rayo que alumbra
todo, todo, todo.

Musica eres tu, lolä