sábado, agosto 12, 2006


Intenta que se derrumbe. Poco a poco, con pequeños soplidos, para que no resulte evidente. Libera una pequeña brisa de aire; para que se tambalee. Muy poco a poco. No pares de soplar, que sea un soplido constante; y cuando veas que se está a punto de partir sopla con todas tus fuerzas. Enhorabuena, lo has derrumbado.

3 comentarios:

perfectoarsenico dijo...

pide un deseo
:)

Frozen dijo...

¿El qué se ha derrumbado?

Te hecho de menos, lolita.

pcbcarp dijo...

¿Es el lobo feroz? ;)